La centolla de la ría es la reina indiscutible del marisco gallego. Se la conoce también como:

centollo, cranca, santorra, cabra, centola, centolo, txangurro changurro, cámbara, araña o cangrejo velludo.

Muy apreciada a nivel gastronómico, especialmente la nuestra, la gallega, por la textura de su carne, su sabor a mar y su caldo excelente.

Dicen los entendidos que la centolla cocida tiene cuatro sabores:

  • el de la carne del pecho;
  • el de la carne de las patas;
  • el de los corales o huevas de las hembras y
  • el del contenido de la cabeza.

La forma más común de preparar la centolla es cocida entera

pero su carne también se puede desmenuzar e incluir en ensaladas, como relleno o como aderezo.

Se tiende a comprar machos por el sabor y cantidad de carne en su caparazón y pinzas, y hembras por sus corales. Una práctica muy extendida es la de comprar un macho y una hembra y mezclar la carne de las patas de ambos en uno de los caparazones.


Deja un comentario