Los mariscos gallegos son, en conjunto, los mejores del mundo. ¿Cuáles son los más consumidos durante las fiestas de Navidad?

Para muchos de vosotros, el marisco es un alimento imprescindible durante las fiestas navideñas. Porque se presta y porque es muy fácil de cocinar. Nuestras rías, por variedad y, sobre todo, por calidad, son el paraíso de estos frutos del mar. Hemos seleccionado los diez mariscos gallegos frescos más populares en estas fechas:

Almeja gallega

Las recetas con almejas son platos estrella en momentos de celebración. En navidades preferimos las almejas gordas porque son las que menos se resecan y tienen más carne, y comemos crudas las almejas finas (también llamadas “de Carril”) de mayor calibre.
Cuenta con 1 kg por 4-6 comensales como acompañamiento de un pescado salvaje.
Nuestras almejas vienen todas depuradas, y están vivas cuando os las enviamos.

Bogavante azul

Uno de los crustáceos más exclusivos. Los ejemplares gallegos o del Cantábrico son escasos, y por tanto caros. Existen en el mercado bogavantes que vienen de Canadá, mucho más económicos, pero no tienen ni punto de comparación en cuanto a sabor se refiere.
El bogavante se puede cocer entero o preparar a la plancha, abierto por la mitad. Se puede presentar sólo, desmenuzado en una ensalada, con arroz o en un gazpacho. Cocer un bogavante no tiene nada. Lo puedes preparar el mismo día de la celebración o reservarlo cocido y congelado.

El calibre que se suele comprar por estas fechas es en torno al kg. Nuestros bogavantes son frescos, ya que están coleteando en nuestras cetáreas hasta el momento del envío.

Centolla de la ría

La centolla importada no se puede comparar a la gallega.

Para muchos, la centolla gallega es el marisco rey por su sabor a mar y por la textura de su carne. Y como pasa con casi todos los mariscos, su precio puede llegar a duplicarse por Navidad.
La centolla está en su mejor momento en enero-febrero, si bien es un invitado muy frecuente de nuestras mesas al abrirse su veda, que suele ser en noviembre. No te preocupes si no sabes cómo presentarla en la mesa. Con seguir estos sencillos pasos para abrir la centolla ¡tendrás éxito garantizado!
De 1 kg a 2 kg es un buen calibre. Macho o hembra, según los gustos. Nuestras centollas no están dispuestas en el expositor de pescados, sino vivas en nuestras cetáreas hasta el momento de sacarlas del agua para preparar tu pedido.

Cigala fresca

La cigala importada no desmerece en nada a la nacional. Los tamaños pequeños sirven para ser cocidos, y las piezas grandes, llamadas “cigala de tronco” se prestan muy bien para la plancha. Suelen entrar en lonja los jueves, pero lo mejor es reservarlas con antelación ya que se van tan rápido como llegan.

Nécora gallega

Como en el caso del bogavante y de la centolla, no hay punto de comparación entre la gallega y la foránea. En Delmaralplato sólo te enviamos bogavante, centolla y nécora de origen. Su alimentación a base de algas, peces muertos y otras especies más pequeñas le da ese sabor tan característico. Las nécoras se llegan a devorar entre ellas, de cuando en cuando nos aparecen algunos rastros en nuestras cetáreas.

¿Sabes cocer la nécora?

Ostra gallega

Un escritor gallego, Álvaro Cunqueiro, dijo: —La ostra es un manjar esencial para abrir una mariscada. Tiene un sabor espiritual, que es como una saudade del mar —.

La ostra gallega suele comerse cruda, al natural, en empanada o en escabeche. Para abrir las ostras, necesitarás un cuchillo para ostras y un poco de pericia.

Percebe gallego

Hay quien lo prefiere caliente, recién hervido, y quien opta por tomarlo templado. En cualquier caso, preparar percebes es tan fácil que no hace falta ser un cocinillas. Antes de sentarte a la mesa, si no quieres manchar a tus invitados, sería conveniente que leyeses nuestro post sobre cómo comer los percebes.

Los percebes gallegos, batidos por el oleaje, tienen un sabor característico que no tiene el de Marruecos, mucho más largo, delgado y de menor coloración.  La oferta del percebe depende mucho de las condiciones climatológicas, así que lo mejor es preguntar  si las mareas están siendo buenas antes de encargarlo.

Camarón de la ría

Pequeño pero exquisito, el camarón gallego tiene una carne prieta y sabrosa. Aunque el precio es caro, la verdad es que cunde mucho y con poca cantidad podemos llevarte a casa un entrante de lujo para la cena de Nochebuena. Cocer el camarón es igual de fácil que el percebe, pero tiene sus truquillos. No olvides pedirnos las instrucciones de cocción al hacer tu pedido.

Langosta roja y Santiaguiño

Son quizás los dos productos más exclusivos de nuestras Rías: Las langostas gallegas tienen un sabor más fino y delicado que las francesas pero no abundan. Los santiaguiños escasean más si cabe y, como las langostas, son una delicatessen.

Planifica tus compras

Si ya tienes claro el número de comensales, puedes ir pensando cuánto pescado y marisco necesitarás comprar.

Ir a la marisquería online

 


1 comentario

Comprar marisco gallego para Navidad | Delmaralplato · 25/11/2018 a las 16:07

[…] son los 10 mariscos frescos gallegos más populares en […]

Deja un comentario