En virtud del Reglamento (UE) nº 1169/2011 del Parlamento Europeo y del Consejo de 35 de octubre de 2011 sobre la información alimentaria facilitada al consumidor, citamos los 4 alérgenos que se pueden identificar en los productos no envasados a la venta en la tienda online delmaralplato.es:

PESCADO

Las reacciones alérgicas frente al pescado pueden ser debidas a su ingesta, pero también por la inhalación de sus vapores, o bien por contacto sin necesidad de haberlo consumido.
Los alérgenos principales del pescado son unas proteínas altamente termoestables, es decir, resistentes al calor y que no se modifican al cocinarlas. Son también proteínas altamente resistentes tanto al ácido como a la acción o digestión enzimática intestinal, con lo que al no ser destruidas por nuestras enzimas gástricas pueden ocasionar sintomatología grave.

ANISAKIS – Es importante remarcar que a veces el pescado y los cefalópodos se pueden encontrar parasitados por un nemátodo llamado Anisakis simplex. En este caso se trataría de una alergia al anisakis y el paciente puede ingerir pescado no parasitado por este nemátodo sin problemas. La sintomatología que puede ocasionar este parásito es muy variada (desde urticaria, anafilaxia e incluso asma) y este tipo de reacción se conoce con el nombre de anisakiosis gastroalérgica. Tenemos dos maneras de matar las larvas: la primera es congelar el pescado a -20 grados, un mínimo de 5 días; y la segunda es cocinar el alimento a más de 60 grados durante al menos 10 minutos. El 1 de diciembre de 2006 se publicó el Real Decreto 1460/2006 que obliga a congelar aquellos pescados destinados al consumo crudo o semicrudo.

MOLUSCOS O PRODUCTOS A BASE DE MOLUSCOS

La principal proteína responsable de las reacciones alérgicas a los moluscos es una proteína termoestable, por tanto, resistente al calor y a la cocción. Esto significa que un paciente alérgico a los moluscos presentará síntomas con estos tanto si los come crudos como cocidos. Como particularidad de los moluscos destacar que sobre todo se han relacionado con patología respiratoria (manifestada con clínica de rinitis y asma).

CRUSTÁCEOS O PRODUCTOS A BASE DE CRUSTÁCEOS

La principal proteína responsable de las reacciones alérgicas a los crustáceos es una proteína resistente al calor y a la cocción, con lo que el paciente puede presentar una reacción alérgica frente a los crustáceos tanto crudos como cocidos. La reactividad cruzada clínica es muy frecuente entre los diferentes crustáceos con lo que es muy probable que un paciente alérgico a la gamba no pueda comer ningún otro tipo de crustáceo.

SULFITOS

Los sulfitos y bisulfitos son sustancias derivadas del azufre y utilizadas como antioxidantes o conservantes. Los sulfitos pueden ser responsables de reagudizaciones asmáticas en pacientes con asma. Los alimentos y/o bebidas que con mayor frecuencia contienen sulfitos son el vino (que contiene sulfitos producidos durante la fermentación), otras bebidas alcohólicas o no alcohólicas envasadas (zumos, mosto, sidra), alimentos envasados, alimentos precocinados, conservas, alimentos ultracongelados y vinagre. Aparte de síntomas respiratorios, los sulfitos también pueden ocasionar molestias digestivas y/o cutáneas.

Los alérgenos presentes en los productos envasados se detallan en la ficha de cada producto.